Saltar al contenido

Glicinia (Wisteria sinensis)

Glicinia

La glicinia o visteria china es una planta leñosa enredadera capaz de escalar unos 20 metros sobre el suelo. Es una planta vigorosa y longeva, que puede llegar a adoptar el porte de un árbol pequeño. Hojas caducifolias y compuestas, con entre siete y trece foliolos.

Especialmente llamativa su floración, con flores de tonos rosados o azulados, blancos en algunos cultivares, agrupadas en grandes racimos colgantes. Florece a principios de primavera y desprende un agradable aroma. Frutos tóxicos en forma de legumbre.

Origen

Nativa del este de China. Otra especie de glicinia muy cultivada, Wisteria floribunda, es nativa de Japón.

Usos

Especialmente adecuada para pérgolas y pabellones. Si la dejas crecer sobre una fuerte estructura tendrás un hermoso techo de flores colgantes en primavera.

Cuidados

Tiene un sistema radicular potente, por lo que requiere suelos profundos y anchos donde pueda desarrollarse. Si no la puedes plantar directamente en suelo, procura que el contenedor sea una jardinera con suficiente espacio para que pueda crecer en todo su esplendor. El sustrato deberá estar bien drenado.

Requiere de mucha luz. En lugares demasiado calurosos irá bien a semisombra, aunque a pleno sol la floración es mayor. Soporta bien el calor y las heladas.
Respecto al riego, es necesario regarla a menudo en verano. El suelo debe permanecer siempre algo húmedo y no llegar a secarse del todo. Hay que llevar cuidado con regarla en exceso, ya que el encharcamiento del suelo puede privar de oxígeno a las raíces y fomentar la aparición de hongos.